Hey compañero!  Esto es para ti. Toma asiento, desabrochate los pantalones y si te pica… arrascate, porque esto va a ser una poción de realidad. ¿Eres mujer? Este articulo no es para ti, deberías irte, a no ser que seas muy curiosa… Hombres, alégrense porque por una vez no todo es sobre las mujeres.

 

Si eres una chica, puedes leer este artículo, bajo tu responsabilidad, no te sientas ofendida, es lo que normalmente un hombre piensa, con un toque de humor.

 

 

 

Tener sexo y terminar demasiado pronto

solohombres4

No te preocupes, esto nos sucede a los mejores de nosotros. En realidad, esto nos pasa a todos.

 

 

 

El temido momento cuando orinas por todos lados

solohombres11

Uno chorro, dos chorros, tres chorros… Es momento de limpiar la pared.

 

 

 

El temor de que de alguna manera te pateen las pelotas

solohombres3

La amenaza está en todos lados todo el tiempo. La pregunta no es cómo sino cuándo pasará.

 

 

 

La vergüenza de ser descubierto cuando estás mirando a alguien

solohombres9

Por esta razón se inventaron los lentes oscuros.

 

 

 

Cuando se te encoge el pene después de estar en agua fría

solohombres2

A todos nos ha pasado y, tristemente, a todos nos volverá a pasar.

 

 

 

Erecciones no deseadas que vienen de la nada

solohombres7

¿Brisa fría? Erección. ¿Revisando el correo electrónico? Erección. ¿Comiendo un poco de helado? Doble erección.

 

 

 

Cuando los trajes de baño realzan tus genitales.

solohombres1

¡Gracias, diseñadores de trajes de baño!

 

 

 

Apretar el prepucio con el cierre

solohombres

Aunque no todos nos a pasado pero déjame decirte que es muy doloroso.

 

 

 

Cuando tus testículos se pegan incómodamente a tus piernas

solohombres10

 

 

 

Llorar durante las películas sobre padres e hijos

solohombres8

Solo lloramos en silencio.

 

 

 

Orinar con una erección

solohombres5

La evolución fue cruel y esto es una maldad grave en el diseño anatómico.

 

 

 

El hecho de que realmente existen los huevos hinchados

solohombres6

Realmente desearía que no fueran reales pero, al igual que la alergia al gluten, de verdad existen.

 

 

 

 

Comentarios de Facebook