Cuando creíamos en la fauna australiana, de inmediato sabemos que se trata de la más peligrosa y mortal que pueda haber sobre la faz de la Tierra. Con tan sólo con pensarlo un poco basta, serpientes enormes y con algunos de los venenos más mortales que hay, arañas que no se quedan atrás, reptiles temerarios y hasta algunos insectos o incluso medusas que pueden matar a un adulto en cuestión de segundos. Alejado de todo en un único territorio, una inmensa isla con diversos ecosistemas que se caracteriza por enormes desiertos y zonas áridas.

 

 

Araña de Sidney

arana12

 

Sidney es una de las tres arañas más venenosas de la Tierra y la araña más venenosa de Australia. Sydney, Atrax robustus, tiene un par de colmillos grandes y filosos que inyectan altas cantidades de un veneno muy tóxico que ataca el sistema nervioso y afecta el funcionamiento de todos los órganos del cuerpo.

 

 

 

Caracol cono

caracolcono1

Muchas veces hemos hablado del caracol cono y ello se debe a la simple razón de que se trata de uno de los animales más mortales del planeta. Este animal no supera los 15 cm de largo, pero tiene una toxina tan potente y mortal que comúnmente se le llama “el caracol del cigarrillo”, ya que algunos dicen, después de una picadura de este caracol, sólo queda tiempo para un último cigarrillo.

 

 

 

Cocodrilo de agua salada

cocodrilodeaguasalada

En anteriores oportunidades vimos, el Crocodylus porosus, mejor conocido simplemente como el cocodrilo de agua salada, tiene la mordida más fuerte del mundo. Alcanzan un tamaño de 6,5 m y pesan más de 1000 kg. Su forma de atacar se caracterizan por una violencia y un salvajismo realmente impactante.

 

 

 

Avispa de mar

medusaavispademar

La avispa de mar o medusa de caja también conocida como Chironex fleckeri, es el animal más mortal de Australia. 1883 desde ese año hasta nuestros días, se conocen 80 muertes a causa de la picadura de esta medusa que, prácticamente invisible, tiene numerosos tentáculos igualmente imposibles de notar en el agua, con millones de arpones venenosos. Al tener contactos con estos, uno dejará de existir antes de poder salir del agua. 

 

 

 

Abeja melífera

melifera

Melífera la abeja (Apis mellifera), también conocida como abeja europea, tiene un tamaño de no más de 1,5 cm, pero junto a las avispas europeas, cada año se llevan un enorme número de víctimas mortales. Tal ves aquí hay algo de trampa, puesto que las muertes ocurren en aquellas personas que son alérgicas (que mueren en cuestión de segundos tras la picadura), pero son unos de los pocos animales se llevan tantas vidas como estas pequeñas abejas.

 

 

 

Pulpo de anillos azules

Pulpodeanillosazules

El pulpo de anillos azules tambien conocido como hapalochlaena (Genus Hapalochlaena),  tiene suficiente veneno como para matar a 26 hombres adultos de un solo ataque. Cuentan un tamaño pequeño (prácticamente igual al de una pelota de golf) y su característica apariencia, de piel amarilla y aros o anillos azules, le dan su nombre.

 

 

 

Tiburón toro o tiburón sarda

Tiburontoro

Llega a medir casi 3,5 m de largo. En cuanto a los ataque a humanos no tiene tanta mala reputación como puede tener el tiburón blanco, este tiburón puede desgarrar carne y hueso suficiente como para matar a cualquiera en cuestión de unos pocos minutos.

 

 

 

Víbora de la muerte

viboradelamuerte

Comúnmente conocida como la víbora de la muerte, la Acanthophis antarcticuses una especie nativa de Australia de alta peligrosidad. Diferenciandolo  de muchas serpientes con características similares, que se alejan ante la presencia humana, este espécimen es muy agresivo y ataca de inmediato. Después de un ataque de esta serpiente, las neurotoxinas entran al cuerpo, provocan la pérdida de la función motora y sensorial, cortan la respiración y en menos de 1 hora, pasa la parálisis total del cuerpo, el resultado final es una inevitable muerte.

Comentarios de Facebook