Las crudas fotos de las trabajadoras de Nigeria infectadas con VIH que cobran $2 dólares

A través del tiempo la sociedad ha ido evolucionando y se han fijado ciertos estándares de vida para una persona común. Sin embargo, la calidad de vida desafortunadamente no es igual para todos, y es que mientras muchos países nos dan la posibilidad de llevar la vida que siempre soñamos, en muchos otros apenas es posible sobrevivir.

Tal es el caso de Nigeria, un país de África occidental donde prevalece la desigualdad y pobreza, en el que muchas personas deben hacer lo necesario para poder mantenerse de pie y, que sin importar lo que cueste o las consecuencias que pueda generar, la mayoría de las personas recurren a ganarse la vida de la forma que pueden, aunque precisamente no sea la más agradable. Un ejemplo de ello es el caso de muchas mujeres que tienen que dedicar su vida a la prostitución para poder salir adelante.

Estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aseguran que el país africano ocupa el tercer puesto de los países cuyos habitantes están infectados por VIH, también conocido como SIDA, luego de la India y Sudáfrica. Pues ésto se ha convertido en una pandemia insostenible por muchos factores, entre ellos las pocas campañas para la prevención de la enfermedadalta deficiencia en los sistemas sanitariosescasez de retrovirales para su tratamiento, y más importante aún la ignorancia y poca conciencia en el uso de los distintos preservativos, generando una crisis incontrolable que actualmente está acabando con la vida de un buen porcentaje de la población nigeriana.Entre una de las tantas partes en donde se ejerce éste oficio, se encuentra la ciudad de Lagos, donde existe un centro de prostitución que ha inquietado a muchos reporteros extranjeros, en el barrio de Badia se encuentran actualmente un grupo de prostitutas que tienen una tarifa de apenas $2 por cliente, ésto debido a que son portadoras de la enfermedad y aún así, sus clientes lo saben. Por lo general, éstas damas de compañía son comúnmente conocidas “Las Ángeles de la Muerte”.

Muchas veces no se ve otra salida a la situación que optar por trabajar en éste mundo, aún sabiendo a los riesgos que se exponen y no sólo en su salud, sino también en posibles violaciones, secuestro y robo.Es una situación muy lamentable, y el hecho de saber que su vida y sus días están contados, no les queda de otra que seguir realizando éstas labores, todo ésto debido a la falta de atención e inversión a los sistemas de salud de Nigeria. Estudios afirman que el 80% de los infectados no tienen las condiciones necesarias para administrarse un tratamiento y por ende, prácticamente están sentenciadas a muerte.

Muchas de éstas chicas pertenecen a éste mundo desde una temprana edad, y es evidente que a ojos de reporteros, creen que mientras más bonita y joven es, más costosos son sus servicios.Muchas de éstas han quedado embarazadas, más no es impedimento para seguir realizando éstas actividades.De acuerdo a los clientes que atienden, oscilan entre 5 a 7 por día, por lo cual perciben aproximadamente 10 dólares por jornada, pero eso no es todo, la mayoría de las veces éstas tienen que pagar una “comisión” por parte de sus proxenetas que las explotan.Una cruda realidad que azota el país africano.