Tras dos semanas de levantar la cuarentena, China vuelve a contaminarse. +(fotos)

Para nadie es un secreto que el 2020 ha sido un año de muchos cambios en nuestra sociedad tras la aparición de la enfermedad altamente contagiosa que inició en la ciudad de Wuhan, China. Así es, aunque el brote de coronavirus ha alarmado a la sociedad y gracias a ésto se han tomado medidas drásticas como cuarentena y distanciamiento social, también ha traído consigo una serie de eventos positivos en el mundo, pues de ésta forma al suspenderse la mayoría de los campos laborales, ha habido un impacto positivo en el medio ambiente con el descenso de los niveles de contaminación en las partes más críticas.

China, actualmente es uno de los países con los más altos índices de contaminación en todo el mundo, quien hace unos años declaró alerta roja en 22 ciudades por causa de éste fenómeno.

Luego de cuatro meses de un estricto confinamiento, se habían realizado estudios indicando que los niveles de contaminación habían reducido mucho en el país asiático, incluso podía respirarse un aire fresco y los cambios en las provincias más afectadas eran muy notables.

Los satélites de agencias espaciales norteamericana (NASA) y Europea por su parte (ESA) habían detectado una reducción significativa en los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) presente en el espacio aéreo de China, debido a las medidas sugeridas por la Organización Mundial de la Salud (WHO, por sus siglas en inglés) en cuanto al paro indefinido de las actividades cotidianas, entre ellas, uno importante: la industria.

La mayoría de los ciudadanos habrían dejado de trabajar pese a evitar contagios de la enfermedad, situación que fue favorable para el ambiente.Sin embargo, después de dos semanas de haber levantado la cuarentena gracias al efecto controlado del brote por parte de los expertos, sólo se necesitaron dos semanas para que su atmósfera volviera a los mismos niveles críticos de contaminación que estaba antes de la pandemia. Una situación lamentable y preocupante.Según investigaciones del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua, los niveles de crecimiento de concentración de dióxido de carbono y nitrógeno están al mismo nivel que antes del comienzo de ésta emergencia sanitaria.