Valora la mujer

<

Existen muchos los factores que influyen y son importantes cuando una persona se encuentra en un noviazgo o pareja, no es fácil mantenerla siempre alejada de los problemas y complicaciones que son comunes para todos. Siempre es bueno que entre las persona exista el respeto, la atracción y admiración por parte de los dos, sin estos elementos no se puede mantener el amor.

Lo que es más necesario mantener es la admiración, porque cuando admiras a tu pareja, la ves con esa ilusión, agradeces a la vida por permitirte estar al lado de esa personas que te parece fantástica, va más allá de la atracción, es darle valor a la persona, pero si no nos esforzamos continuamente en mantener este interés, el amor puede irse desvaneciendo.

Una noviazgo feliz es aquel que ambos siempre se preocupan por mantener los detalles, esto es lo que permite que la relación se renueve constantemente, se mantenga viva, interesante, de otra manera se puede volver obsoleta, aburrida y terminar, es muy bonito que nuestra pareja nos sorprenda con un detalle de vez en cuando, nos hace sentir especiales y valorados.

Otro punto importante es cuando ambos cuidan su apariencia y buscan verse bien. Esto genera que nos sintamos dichosos de tener a la otra persona a nuestro lado, nos dan ganas de salir a presumir lo que tenemos, pero no nos debemos de olvidar de nosotros, también nos debemos de cuidar para que nuestra pareja también se sienta orgullosa de estar con nosotros, en algunos casos las personas se descuidan y acostumbran estar desarreglados todo el día a menos que tengan algo importante que hacer, sin exagerar en arreglarnos muchos pero, mantener una buena apariencia debe de ser cosa de todos los días.

Entre dos personas que se aman, se quieren y por sobre todo, eligen estar juntos, es fundamental que haya muy buena comunicación, es uno de los pilares fundamentales. Sin este elemento no puede existir la pareja, discutir también es importante, es parte de, pero no hay que confundir discutir con pelear, lo correcto es mantener la calma y que cada quien exponga su postura sin ofender al otro.

Cuando existe un punto de inflexión o un motivo de discusión, es bueno resolverlo conversando e intentando ponerse de acuerdo. Siempre el dialogo es el mejor recurso para resolver un problema. Intentar resolver un inquietud con algún otro método puede ser motivo de ruptura e incluso puede ser muy dañino y vergonzoso.

VER VIDEO AQUI

VER VIDEOS Y FOTOS AQUI